La influencia de Ayrault en San Vicente

Biografias

Recordar al Doctor César Napoleón Ayrault no es solo recordar al ex interventor federal (1959), al ex gobernador (1960-1962), o al ex vice-gobernador (1973) de la provincia de Misiones, sino que es recordar a un visionario, un estadista y político como pocos en esta provincia, quien dejó marcada su influencia[1]en todo Misiones. La zona del alto Uruguay no fue la excepción, ya que su influencia y paso por aquí será fundamental para la formación de lo que hoy día es el municipio de San Vicente.

Para explicar esto debemos remontarnos a 1959, cuando todavía esta parte de la provincia era selva con grandes árboles (parte del Frente Extractivo), en esos años el encargado de la gobernación misionera, pensando en el futuro, ya que la gran reforestación en algún momento pasaría factura a la provincia y al ecosistema. Por lo cual el Interventor Federal firmó el decreto provincial N° 882/59 creando la Reserva Forestal Fiscal de la provincia. Todo esto con el fin de proteger las masas boscosas,[2] para regeneración natural de la madera, para mantener la materia prima para las futuras industrias y realizar estudios de investigación tecnológica que serían de utilidad para momentos de crisis y posibles escaseces por la gran cantidad de madera reforestada.

A su vez, con la formación del Instituto de Previsión Social (IPS) y la carencia de algunos fondos e infraestructura, el gobernador autorizó al IPS a reforestar, por 20 años, la superficie de 2.000 hectáreas de tierras fiscales, todo esto por decreto Provincial 330/60, en la colonia Aristóbulo del Valle, que en aquel entonces era parte del departamento Guaraní. Extrayendo de este lugar todo el material industrial (coníferas) sin limitación de diámetro a cortar, para obtener beneficios para este organismo y aprovechamiento de la madera para construcción. Pero debía bonificar a la provincia por aforos móviles que regían la zona de un treinta por ciento para el material proveniente de la explotación maderera; formándose de esta manera la reforestación del IPS.

Este proyecto lo trae a la zona, a conocer cómo funcionaba el llamado Cuartel Tarumá[3]y recorrer los alrededores. Según testimonios de algunos vecinos, comentarían que fue él quien llamo a este lugar Eurindia, término que utilizaron algunos pobladores[4]luego para referirse a la zona, sobre todo en escuelas del ámbito rural, aunque no se sabe si lo dijo por el Cuartel Tarumá o por el asentamiento en el cruce de ambas rutas.

Con la instalación de este proyecto, sumado al avance del Frente Extractivo, la zona se fue poblando cada vez más. Mediante el expediente N° 2854-0-61 se solicitó al gobernador se denomine con el nombre de San Vicente al paraje ubicado en el Km. 260, de la ruta Nacional 14, en la colonia 2 de Mayo, algo que se ocifializó a través del decreto 3333 del 27 de septiembre de 1961. Instaurando no solo la fecha que recordará al día del pueblo, sino que pondrá la piedra de inicio de la futura localidad, que se formará solo 17 años después como municipio, esto a partir del esfuerzo y pujanza de los vecinos, pero con aquel primer gran impulso que dio el Doctor Ayrault a San Vicente, motivo por el cual es imposible olvidarlo ya que es parte de la historia de la localidad.

Por Lic. Marcelo Albarracin, especial para MTH.

 


[1] Desde la modernización y desarrollo económico. También la intervención en otros ámbitos como: el Plan Urbis; la creación de Papel Misionero; traslado de los molinos yerbateros a Misiones; el desarrollo energético y vial de la Provincia; la formación de Usinas para aprovechamientos hidroeléctricos, el relevamiento aerofotogramétrico; la crearon del Instituto del Seguro, Instituto del Té y el Ingenio Azucarero en San Javier; la organizó Dirección de Vialidad Provincial en 19; plan de mensura de tierras fiscales; consorcios agrícolas construcción de caminos, escuelas, terminales, comisarías, y otras.

[2] 500.000 hectáreas, comprendidas entre las Colonias Aristóbulo del Valle, Colonia Manuel Belgrano y San Pedro y zonas adyacentes. En las cuales se prohíbe la ocupación de dichas tierras, para ser colonizadas; quedando de su regularización y cuidado la Dirección General de Tierras y Bosques, todo esto ratificado por Decreto Nacional 4625/60.

[3] En el km. 48 de la ruta provincial 212. siendo las primeras tareas la mensura, el volteo de montes y luego la reforestación que inició en 1960. Llevaba ese nombre porque en el lugar anteriormente residían aborígenes y había unas grandes plantas de Tarumá, de la cual comían sus frutos.

[4] Esto nos comenta don pituco Gallardo en una entrevista en 2020.